Diario Bernabéu

Encuentra toda la información nacional e internacional sobre españa. Selecciona los temas sobre los que quieres saber más

La Tierra no siempre fue un punto azul

La Tierra no siempre fue un punto azul

El punto azul en el que vivimos no siempre ha sido un lugar agradable para vivir. La Tierra ha frenado repetidamente la evolución de los organismos que viven en ella, llevando en ocasiones a su extinción casi total. Podemos achacar la gran mayoría de las extinciones masivas a la actividad de nuestro planeta. El fin de la era de los dinosaurios hace 66 millones de años, así como el impacto de un asteroide, podrían haber sido provocados por las trampas del Deccan que aparecieron en la India en aquella época y que se crearon en una serie de LIP sucesivos, es decir, los mencionados anteriormente. procesos de creación de grandes casquetes de lava.

– La extinción del Cretácico erradicó aproximadamente el 75% de los organismos vivos. Mientras tanto, la extinción del final del Pérmico, hace unos 252 millones de años, fue mucho peor, con casi el 83% de la vida aniquilada. Se sospecha que se trata de trampas siberianas, es decir, LIP, que cubrían casi toda la región de Siberia. Parece que en este último caso la lava que desembocó en el océano envenenó el agua, modificando su química hasta tal punto que dificultó enormemente a los organismos marinos el desempeño de sus funciones, explica un geólogo de la Universidad de Silesia.

Después del calor vino el frío extremo

Durante la etapa inicial de formación de grandes casquetes de lava, la vida terrestre corría el riesgo de ser envenenada por los gases o vapores asociados con los flujos de lava. Otra amenaza fue el repentino descenso de temperatura que apareció poco después. Fue él quien logró transformar radicalmente la naturaleza de nuestro planeta en mucha mayor medida y durante un período mucho más largo.

La liberación de gases y polvo a la atmósfera ha cambiado el clima de varias maneras. Al principio bloquearon la luz del sol, lo que provocó el llamado invierno volcánico. El enfriamiento repentino del medio ambiente afectó a los organismos allí, muchos de los cuales no pudieron sobrevivir a un cambio de condiciones tan rápido. Sin embargo, en la siguiente etapa se enfrentaron a una verdadera prueba de resistencia.

READ  Australia. El tigre de Tasmania está a punto de volver a la vida. ADN de muestras de museo - Universidad de Melbourne

El último gran evento de formación de lava ocurrió hace 20 a 30 millones de años en lo que hoy es América del Norte, pero no causó una glaciación global. En algún momento, las enormes cantidades de lava que salieron a la superficie comenzaron a perder temperatura, tomando la forma de roca sólida que estuvo sujeta a procesos de erosión, que incluyeron atrapar y unir grandes cantidades de dióxido de carbono de la atmósfera. En este punto, el enfriamiento climático se estaba acelerando. Hubo momentos en la historia de nuestro planeta en los que casi todo el planeta estuvo cubierto de hielo y nieve; la llamada bola de nieve de la Tierra obstaculizó significativamente la evolución y no propició la vida.

Llegando al centro de la Tierra

La Dra. Ashley Gumsley centra su investigación principalmente en los labios precámbricos, de más de 540 millones de años. Su objetivo es descubrir las condiciones que existían en nuestro planeta hace millones de años y qué nos dicen los estratos geológicos sobre ellas.

Trabajo en partes de la corteza terrestre que son muy antiguas y estables, y esas partes sólo se pueden encontrar en unos pocos lugares. Primero, necesito elegir un área que parezca particularmente prometedora. Busco, entre otras cosas, imágenes en Google Earth, donde mi atención se centra en los periódicos – explica un científico de la Universidad de Silesia.

Las dycas son intrusiones de magma que no se ajustan a la disposición de las capas de rocas antiguas. Hace millones de años, la lava fluyó desde el interior del planeta hasta su superficie. Se pueden ver en imágenes de satélite: se extienden por cientos o, como en Canadá, por mil kilómetros. Destacan por su color oscuro en comparación con otras capas de roca, aunque no son fáciles de ver en todas partes, como en el cratón de Pilbara, de 3.000 millones de años de antigüedad, en el este de Australia.

READ  Corwin intentó acabar con el calentamiento global. La bandera mató a Corwin silenciosamente

– En Sudáfrica, dentro del cratón Kaapvaal, los estanques no están bien expuestos en la superficie porque están cubiertos por una gruesa capa de suelo. La actividad fluvial ayuda aquí, porque cortar canales fluviales en la roca crea exposiciones naturales de roca. En esos lugares, a lo largo de los ríos, los estanques son fácilmente reconocibles por su color y forma distintivos, explica la Dra. Ashley Gumsley.

A veces es difícil estimar la edad de una roca en particular, especialmente cuando muchos sistemas rocosos diferentes invaden un plutón antiguo. De ahí que sólo podamos decir que las presas son más jóvenes que las rocas que las cortan. Los químicos y físicos acuden al rescate. Lo primero puede decir algo sobre la composición química: los diques son portadores de información del manto terrestre, de donde provienen sus materiales. Los físicos, a su vez, buscan pistas sobre la dirección relativa al campo magnético. Cuando una roca ígnea se enfría, forma minerales que mantienen un registro del campo magnético de la Tierra en un momento dado.

Desafíos geológicos

Gracias a los esfuerzos del Dr. Ashley Gumsley, de la Facultad de Ciencias Naturales de Sosnowiec, logró modernizar el laboratorio de preparación de rocas, donde se puede llevar a cabo la primera fase de la investigación sobre LIP.

-Puedo triturar la roca aquí y separar los minerales que me interesan para fechar. Sin embargo, en este momento no puedo realizar un análisis isotópico adecuado. Aunque en Polonia disponemos de dispositivos analíticos adecuados para este fin, no se utilizan ni calibran para un tipo de investigación, afirma un investigador que trabaja en estrecha colaboración con el Museo de Historia Natural de Estocolmo.

READ  El aprendizaje a distancia es responsable de los exámenes de aplicación débiles

– Lo que estoy haciendo no se puede probar en Polonia porque estoy analizando un mineral muy específico: la badalita (ZrO2). Sólo unas pocas personas en el mundo son capaces de hacer esto. El principal problema es la separación de este metal. Mi ex supervisor en Suecia, el Prof. Ulf Söderlund desarrolló un método que simplifica este proceso y lo implementé en el laboratorio MAGIC que construí en la Universidad de Silesia – explica la Dra. Ashley Gumsley y añade que actualmente sólo hay dos laboratorios en el mundo que utilizan este método.

Tras la separación, el mineral se utiliza para la datación, lo que también plantea algunas dificultades en el caso del trabajo realizado por un geólogo de la Universidad de Silesia. De los cinco laboratorios del mundo que pueden realizar esta tarea, el más cercano está en Estocolmo. Sin embargo, el científico intenta conseguir el equipamiento adecuado para el departamento de Sosnowiec. Esto reduciría significativamente los costos de búsqueda y ahorraría un tiempo valioso.

Verónica Siján

La versión completa del artículo fue publicada en “Gazeta Uniwersytecka UŚ” [nr 3 (313) grudzień 2023]