Diario Bernabéu

Encuentra toda la información nacional e internacional sobre españa. Selecciona los temas sobre los que quieres saber más

Pasé la noche en un pueblo fantasma.  Entiendo por qué nadie quiere vivir aquí.

Pasé la noche en un pueblo fantasma. Entiendo por qué nadie quiere vivir aquí.

Forest City es un proyecto de desarrollo de lujo en el sur de Malasia. Country Garden, el mayor promotor inmobiliario de China, gastó 100.000 millones de dólares. Para construir este complejo.

Visité Forest City por primera vez en mayo de 2022 y descubrí que era una ciudad fantasma. Vi edificios residenciales de gran altura repartidos en 10 kilómetros cuadrados, y desde la playa de arena clara había una vista del estrecho de Johor, desde donde podía ver las siluetas de las instalaciones industriales en el oeste de Singapur. Por la noche, las ventanas de cientos de hileras de apartamentos permanecían a oscuras. Casi no había coches en la carretera y sólo unas pocas personas en la playa.

Se espera que durante los próximos seis años unas 700.000 personas vivan en Forest City. la gente. Actualmente sólo viven allí 9.000 personas. la gente.

En 2022, un guardia de seguridad de uno de los edificios de apartamentos me dijo que en el complejo vivían 20 personas. Esto me hizo preguntarme cómo sería pasar la noche en uno de estos apartamentos.

En marzo, ocho años después de fundar Forest City, regresé a esta propiedad.

A través del administrador de la propiedad, reservé alojamiento en un apartamento por 70 dólares. Dólar de Singapur, es decir, 52 dólares. Se pueden encontrar docenas de unidades similares en Airbnb por tan solo $38. Por noche. El propietario del edificio, que vive en China, se negó a hacer comentarios por motivos de privacidad.

Veamos cómo es uno de los miles de apartamentos vacíos en Forest City.

Country Garden no respondió a múltiples solicitudes de comentarios de Business Insider.

Los apartamentos residenciales en Forest City se anuncian como lujo

Los apartamentos en Forest City son famosos por sus fachadas verdes cubiertas de plantas.


|
Mariel Descalota/Business Insider/Business Insider

Llegué a Forest City el viernes por la tarde. De camino al edificio de apartamentos donde pasé la noche, había varios negocios, desde una tienda de muebles hasta un restaurante. Uno de los propietarios de la empresa, que no quiso dar su nombre, dijo que abrió su tienda en octubre.

Había más gente aquí que en mi primera visita hace un par de años. Entonces casi no había nadie, pero ahora decenas de personas caminan por las calles y visitan las tiendas.

Tenía grandes expectativas para este apartamento porque Forest City se ha anunciado durante mucho tiempo como una propiedad exclusiva. En un comunicado de prensa de julio, Forest City dijo que estaba ofreciendo «apartamentos de lujo en gran altura frente al mar».

Según el comunicado de prensa, los precios de los condominios en Forest City comienzan en $510,000. Ringgit malasio, es decir, 108 mil espacios. Esto es muy caro para Johor, la región de Malasia en la que se encuentra el complejo.

Mohd Najib Razali, profesor de bienes raíces en la Universiti Teknologi Malaysia, me dijo que las propiedades en Johor generalmente se venden por menos de 300.000 PLN. El ringgit se considera asequible para las familias de ingresos medios.

Los residentes locales no son los compradores objetivo de estos exclusivos apartamentos. Alrededor del 98 por ciento de las unidades en Forest City fueron adquiridas por compradores extranjeros, según datos citados en un artículo de 2017 de Ong Kian Ming, becario Fulbright y viceministro de comercio internacional e industria de Malasia. En junio de 2017, Country Garden informó a Bloomberg que había vendido 16.000 artículos. Apartamentos.

El lobby no me dejó una buena impresión.

Un ascensor en un complejo de apartamentos en Forest City.

Un ascensor en un complejo de apartamentos en Forest City.


|
Mariel Descalota/Business Insider/Business Insider

El complejo parecía limpio desde fuera, con todos los edificios de 39 plantas cubiertos de vegetación. Sin embargo, cuando entré al vestíbulo, se veía mucho peor.

Los ascensores estaban cubiertos de papel tapiz descascarado con el logotipo de Forest City y las palabras en chino e inglés: «Volver a casa es el comienzo de una nueva vida».

La mayoría de los apartamentos de mi piso estaban vacíos.

Un pasillo en un edificio de apartamentos en Forest City.

Un pasillo en un edificio de apartamentos en Forest City.


|
Mariel Descalota/Business Insider/Business Insider

Mi apartamento estaba en el séptimo piso y había otros 20 apartamentos al lado. Cada uno de ellos tenía una ventana que daba al pasillo. Los miré y vi que la mayoría estaban escasamente amueblados o completamente vacíos.

Dos de ellos fueron utilizados por empleados de las instalaciones. Noté que varios hombres uniformados salían y entraban a la habitación con varios pares de zapatos afuera de la puerta.

En 2022, un representante de Forest City me dijo que se vendieron más de 20.000. Introducciones. Ahora resulta que muchos de estos edificios están vacíos.

Un residente de otro complejo de apartamentos en Forest City me dijo que él era la única persona que vivía en su piso. Añadió que los demás pisos del edificio estaban habitados por una sola persona.

Una de las razones por las que tantas unidades permanecen vacías es porque mucha gente las compró tal como están. Propiedades de inversión.

“Algunos compradores pensaron que sería mucho más fácil obtener ganancias en Forest City, en términos del mercado de alquiler”, dijo Najeeb.

El propietario de un negocio local, que no quiso dar su nombre, me dijo que también trabaja como agente de bienes raíces en Forest City y que actualmente tiene 50 unidades en alquiler.

Según datos publicados en iProperty, alquilar un apartamento de tres dormitorios y un baño cuesta sólo 1.100 ringgit, o 235 dólares. mensual. En comparación, alquilar una unidad similar en Danga Bay, el primer proyecto de Country Garden en Malasia, a sólo 36 kilómetros de Forest City, cuesta más de 2.300 ringgit al mes.

El apartamento parece como si nadie hubiera vivido en él antes. Su estética recordaba a una tienda IKEA

Dentro de un apartamento en un edificio de apartamentos en Forest City.

Dentro de un apartamento en un edificio de apartamentos en Forest City.


|
Mariel Descalota/Business Insider/Business Insider

El apartamento no tenía nada de especial. Había un sencillo sofá de tres plazas, una pequeña mesa de café de madera y no había televisión.

El apartamento tiene 60 metros cuadrados y tiene un dormitorio grande, dos habitaciones pequeñas y un baño compartido. También había una pequeña cocina con dos fuegos cerca de la entrada.

Según EdgeProp, la unidad residencial promedio en Johor tiene casi el doble de tamaño, alrededor de 120 metros cuadrados.

Koh Sin Yee, profesor asociado de la Universidad Monash de Malasia, me dijo que los residentes de Johor a menudo prefieren comprar casas en lugar de apartamentos de gran altura. Esto desalienta a muchos residentes, incluso aquellos que pueden permitírselo, de vivir en Forest City, dijo.

Según los datos citados en el artículo de Ong de 2017, en ese momento, solo 78 de los 5.344 apartamentos vendidos en Forest City habían sido comprados por malasios.

El único mueble del dormitorio era una cama doble.

Dormitorio principal en uno de los apartamentos del complejo.

Dormitorio principal en uno de los apartamentos del complejo.


|
Mariel Descalota/Business Insider/Business Insider

A diferencia de las otras dos habitaciones, el dormitorio principal está inundado de luz natural a través de un gran ventanal. Una de las salas comunes daba al vestíbulo y cuando abrí las cortinas pude ver el pasillo. Por la noche tenía miedo porque podía escuchar cada pequeño ruido afuera, desde el susurro de las hojas hasta el chirrido de los insectos.

Las habitaciones compartidas sólo tienen una cama individual. Cuando me acosté, sentí el plástico todavía envuelto alrededor del colchón.

Mientras que el resto del apartamento parecía nuevo, el baño estaba en peores condiciones.

Baño en el apartamento.

Baño en el apartamento.


|
Mariel Descalota/Business Insider/Business Insider

En el baño se acumulaba suciedad y mariposas muertas.

El baño era incómodo. La alcantarilla estaba atascada, así que terminé en el agua hasta los tobillos.

El mejor lugar del apartamento es el balcón con vistas a las villas con vistas al mar y al estrecho de Johor.

Vista de villas con vistas al mar desde un edificio residencial en Forest City.

Vista de villas con vistas al mar desde un edificio residencial en Forest City.


|
Mariel Descalota/Business Insider/Business Insider

En su sitio web, Forest City anuncia las propiedades como un “refugio sereno o un complejo de lujo”. Las villas son más grandes que los apartamentos, con espacios habitables que van desde 70 m² a 173 m², con un total de 482 villas cuya finalización está prevista para 2026.

Parecen casas residenciales modernas. Cada villa tiene azotea y garaje. Forest City no ha anunciado cuánto costará.

Aunque el edificio era enorme, noté que pocos residentes usaban sus instalaciones.

Una piscina al aire libre en uno de los edificios residenciales de Forest City.

Una piscina al aire libre en uno de los edificios residenciales de Forest City.


|
Mariel Descalota/Business Insider/Business Insider

En el exterior había una piscina, varios gimnasios al aire libre y un parque infantil.

Por la mañana no había nadie en la piscina. El jacuzzi estaba lleno de agua turbia.

Noté a tres residentes, uno de los cuales estaba tocando una canción en chino en su teléfono y practicando un instrumento de Tai Chi.

Parecía una zona residencial normal de Singapur, con innumerables edificios de viviendas públicas y plantas y árboles esparcidos por todas partes, pero no había gente.

Había un lugar que no parecía desierto: la hilera de tiendas justo enfrente del edificio.

Un restaurante chino en un edificio de apartamentos en Forest City.

Un restaurante chino en un edificio de apartamentos en Forest City.


|
Mariel Descalota/Business Insider/Business Insider

Fui a comer a uno de los muchos restaurantes chinos al lado del edificio de apartamentos. En mi primera visita, la mayor parte estaba vacía. Ahora, sin embargo, es aquí donde noto más señales de vida.

Tan pronto como entré al restaurante, me transportaron a China. La música pop china sonaba a todo volumen por los altavoces y el humo de los cigarrillos llenaba el aire.

Casi todo el mundo hablaba chino. Aunque sabía malayo, tenía que señalar los elementos del menú para realizar un pedido.

La zona se convirtió en una especie de enclave: otros establecimientos cercanos eran también restaurantes chinos o tiendas de alimentación que vendían productos procedentes de China. La gente me decía que eran del continente y que sólo hablaban chino.

«Un cierto grupo demográfico de chinos puede preferir este estilo de vida en Malasia», dijo Koh, y agregó que Forest City ofrece un costo de vida más bajo que las grandes ciudades de China y está diseñada de una manera que resulta familiar para los chinos.

El texto es una traducción de la edición americana de la revista Business Insider.

Traducido por: Matthews Albin

READ  ¡tonto! MKiŚ le orienta sobre qué hacer con los frutos secos. comentarios