Diario Bernabéu

Encuentra toda la información nacional e internacional sobre españa. Selecciona los temas sobre los que quieres saber más

¿Quizás los insectos nos salven de las pilas de plástico?

¿Quizás los insectos nos salven de las pilas de plástico?

Durante muchos años, los científicos han estado buscando formas de reducir la contaminación ambiental causada por los residuos plásticos. En 2017 se observó que las larvas de la llamada polilla de la cera pueden comer polietileno y descomponerlo en etilenglicol.

«El escarabajo mayor, una plaga de las colmenas que no gusta mucho a los apicultores, es capaz de digerir el plástico», señala Sandra Kacmierczak, de la Facultad de Medicina Veterinaria y Ciencias Animales de la Universidad de Ciencias Aplicadas, citando un cortometraje preparado por la universidad bajo el título “Escarabajos contra el plástico”.


Universidad de la Naturaleza de Poznan






Escarabajos versus plástico – Sandra Kacmierczak, MSc, Facultad de Medicina Veterinaria y Ciencias Animales

Kaźmierczak estudia la biodegradación de diferentes tipos de plásticos por parte de tres especies seleccionadas de escarabajos; Ellos son: la polilla brillante de la madera (Alphidobius diaperinus), la polilla de la madera (Zophobas Morio) y el escarabajo rojo de Smirnov (Attagenus smirnovi).

«Estas especies tienen asociaciones muy pobres porque suelen ser consideradas plagas, por lo que quizás podamos mejorar su perfil si resulta que realmente nos ayudan en el análisis del plástico», recalca el investigador. «Quizás los insectos nos salven de las montañas de plástico», añadió.

Kaźmierczak comenzó su investigación alimentando insectos con plástico y resultó que quienes comían poliestireno en forma de cajas de poliestireno podían digerirlo. La investigación incluye analizar el efecto de las bacterias del intestino delgado en la descomposición del plástico y analizar la incorporación de plástico a los tejidos de los insectos estudiados.

El investigador ya ha descubierto que la absorción y digestión del plástico por parte de estos insectos se ve muy afectada por las bacterias intestinales. Kamerczak también planea investigar si el plástico puede incrustarse en los tejidos y dañarlos, o aplanarlos y causar problemas a los insectos.

READ  La pubertad puede ser una oportunidad para reparar la respuesta del cerebro al trauma infantil

Como destaca el comunicado de la universidad, los resultados de esta investigación «ampliarán el conocimiento sobre la capacidad de los insectos para biodegradar los plásticos». Señaló que «podrá utilizarse en el futuro para combatir la contaminación ambiental».

El plástico está ahora en casi todas partes, incluso podemos encontrarlo en el Círculo Polar Ártico. Aunque brinda a las personas acceso a cosas baratas, livianas y duraderas, lamentablemente la mayoría de los plásticos no son biodegradables; Puede sobrevivir en el medio ambiente hasta varios cientos de años. Por otro lado, aunque es resistente a la biodegradación, se descompone dando lugar a sus micro y nanopartículas. «Se sabe que estos pequeños fragmentos no sólo son consumidos por humanos y animales, sino que también pueden atravesar las membranas celulares y afectar el funcionamiento de los organismos vivos. Se cree que los nanoplásticos alteran el equilibrio hormonal y provocan inflamación», subraya el material universitario.

Existen plásticos biodegradables alternativos disponibles en el mercado. Se utilizan bacterias para descomponer los residuos plásticos restantes, pero el tiempo de descomposición es largo (hasta varios meses). Los insectos se convirtieron en una alternativa al uso de bacterias durante un tiempo relativamente corto.

La película se produjo en el marco del proyecto «Best of Nature 2.0. Programa integrado de la Universidad de Ciencias de la Vida de Poznań». El proyecto está cofinanciado por la Unión Europea a través del Fondo Social Europeo (Programa Operativo para el Desarrollo de la Educación Cognitiva, Acción 3.5 Programas Universitarios Inclusivos).