Diario Bernabéu

Encuentra toda la información nacional e internacional sobre españa. Selecciona los temas sobre los que quieres saber más

¿Se pueden detectar enfermedades por el olfato?  Resultados de investigación pioneros de científicos

¿Se pueden detectar enfermedades por el olfato? Resultados de investigación pioneros de científicos

Los cambios sutiles en el olfato de una persona se pueden utilizar para diagnosticar rápidamente una enfermedad. Y también aquellos que no podemos detectar precozmente con los métodos tradicionales.

Los médicos miraron desconcertados a Joey Milne. Así lo acaba de afirmar un residente de Perth, Escocia, de 67 años. Se pueden identificar pacientes con enfermedad de Parkinson Antes que los mejores médicos de diagnóstico respaldados por los últimos equipos médicos. Y ella tiene suficiente para esto. Oler.

El Dr. Thilo Kunath de la Universidad de Edimburgo, uno de los primeros en hablar con Joy Milne, organizó rápidamente la primera prueba. Los investigadores pidieron a 12 personas que no se cambiaran de camisa a lo largo del día, para que el material se saturara con el olor de su sudor. Posteriormente, las camisetas se colocaron en bolsas esterilizadas selladas y se entregaron a Joy. – Fue una tarea sencilla. Se suponía que se refería a personas con y sin enfermedad de Parkinson, dice el Dr. Kunath.

Acerca de Las personas con enfermedad de Parkinson pueden oler «diferente»Joy está convencida desde hace muchos años. Mientras tanto, a su marido, Leslie, que entonces tenía 45 años, le diagnosticaron la enfermedad de Parkinson. Pero hace unos años, Joy notó algo especial en su marido. Su olor estaba cambiando.

– Es muy difícil describir la diferencia, y la diferencia era sutil – lo describió Joy Milne en una entrevista con la BBC. – No sucedió de repente. A veces, de vez en cuando, olía a almizcle. Al principio pensé que rara vez se duchaba.

Y Joy no habría visto nada inusual en ello (después de todo, cada uno de nosotros huele algo) si no fuera por un accidente en una reunión benéfica sobre el Parkinson en el Reino Unido. Fui allí para conocer a otros pacientes que padecían esta enfermedad. Luego vino la epifanía. Todos huelen a ella.

Les Milne murió en 2015 a la edad de 65 años. Pero el tema del extraño olor estaba molestando a Joey. Le mencioné esto a uno de los médicos mientras hablaba de nuevos métodos de diagnóstico. Y así vino el Dr. Tello Konata. Era, por decirlo suavemente, escéptico. Pero también intrigado.

Diagnóstico de la enfermedad de Parkinson Complejo e implica un alto riesgo de error. En otras demencias también se producen rigidez muscular, temblores y trastornos del equilibrio. Se están realizando intentos para utilizar técnicas modernas de imágenes médicas en el diagnóstico, entre ellas: tipos especiales de tomografía. Por regla general, la certeza se obtiene en estadios muy avanzados de la enfermedad, cuando el tratamiento ya no es eficaz. A veces los médicos sólo obtienen la confirmación mediante un examen post mortem.

Pero, en general, el diagnóstico se realiza de la misma manera que hace 200 años, cuando el médico londinense Dr. James Parkinson describió por primera vez los síntomas de una enfermedad desconocida: se observa el comportamiento de los pacientes. Identificar a los pacientes por el olfato sería un gran avance en la lucha contra esta enfermedad.

Entonces Joy se enfrentó a la tarea de oler 12 camisetas de personas que no conocía. Seis de ellos eran pacientes diagnosticados con la enfermedad de Parkinson. Los «donantes de camisetas» restantes estaban sanos y sirvieron como grupo de control en la prueba del Dr. Kunath. “Me impresionó”, admitió el científico. Ella diagnosticó correctamente a 11 de 12 participantes. Pero ella insistió en este último punto: Afirmó que este hombre tenía la enfermedad de Parkinson, a pesar de que pertenecía al grupo de control, lo que significaba que estaba completamente sano.

READ  Los científicos han encontrado un exoplaneta con la mitad de la masa de Venus

Ocho meses después, resultó que «Doce» También le diagnosticaron la enfermedad de Parkinson. – Joy tenía razón. Esto es cierto en cualquier caso, afirmó el Dr. Kunath. Ella nos dijo que este hombre estaba enfermo antes de que nadie más, incluso la persona en cuestión, se enterara. Y luego le creí.

Es fácil explicar la cautela de los científicos. En la década de 1960, parecía que se había descubierto el “olor” de la esquizofrenia. Las enfermeras han notado un mal olor que emana de las sábanas de los hospitales psiquiátricos. No importa cuántas veces los pacientes se laven, el olor a “zorrillo” permanece. Los estudios se realizaron en pacientes con esquizofrenia y personas sanas, y las muestras fueron olfateadas por humanos y ratones entrenados. Se ha identificado el compuesto responsable del olor desagradable: el ácido trans-3-metil-2-hexenoico (TMHA). Pero los resultados de estas pruebas no se pueden repetir.Se ridiculizó la idea de identificar la esquizofrenia por el olfato.

Así que al grano olor a parkinson Los científicos se mostraron escépticos. Sin embargo, equipos de Manchester, Edimburgo y Londres se han hecho cargo del asunto. Se pidió a varios centenares de personas, tanto sanas como enfermas, que se limpiaran la frente con un trozo de algodón y se lo entregaran a los científicos. No los sometieron a pruebas de olfato, sino a espectrometría de masas, una técnica de análisis de compuestos químicos que les permite determinar su composición precisa. lo encontraron Se podrían utilizar diez moléculas «sospechosas» para crear una prueba de diagnóstico de la enfermedad de Parkinson.

Pero someter muestras de todos los pacientes con riesgo de desarrollar la enfermedad a pruebas complejas y costosas no es precisamente el objetivo del cribado. esta es la razón Los perros también se utilizaban para olfatear..

La propia Joy Milne afirma que su sentido del olfato es «algo entre la nariz humana y la nariz de un perro». Pero lo cierto es que nuestros amigos de cuatro patas nos precedieron en este ámbito. Teniendo en cuenta el tamaño del cerebro, El área responsable del sentido del olfato en los perros es 40 veces mayor que en los humanos.

Los perros tienen entre 200 y 300 millones de receptores olfativos, mientras que nosotros sólo tenemos unos 5 millones. Son los mejores biosensores que tenemos y su contribución a la investigación científica es indiscutible. No se deje engañar por el movimiento de las colas y el pelaje suave, dice Claire Guest, presidenta de MedicalDetection Dogs, una organización que entrena perros para detectar enfermedades en humanos.

Claire cree firmemente en las habilidades de sus alumnos. Su labrador, Daisy, participa en las pruebas animales que pueden oler el cáncer, Un día comencé a meterlo en su pecho. Resultó ser un tumor pequeño pero profundo. El oncólogo admitió que no sería posible detectarlo con métodos normales en una fase tan temprana. Daisy salvó la vida de su amante y, al igual que el Dr. Kunath en el caso del extraordinario sentido del olfato de Joey, creía que el cáncer podía tener olor. Hasta ahora se han enviado dos labradores y cocker spaniels para investigar la enfermedad de Parkinson.

READ  Los ácidos grasos omega-3 ayudan a tratar el cáncer. Los medicamentos y la dieta son los más efectivos.

Los perros de detección médica están entrenados para detectar también Cáncer de vejiga, riñón y próstata. También se sabe que pueden identificarse de alguna manera. Cáncer de piel maligno cuero. En 1989, los médicos del King's College de Londres describieron a una mujer cuyo perro olió un lunar en su pierna. Más tarde resultó ser cáncer y afortunadamente estaba en sus primeras etapas.

Los tejidos cancerosos producen sustancias volátiles como alcanos, pentano, formaldehído y derivados del benceno. En el caso del cáncer de próstata o de vejiga, se pueden detectar en la orina, en el caso del cáncer de pulmón, las partículas se encuentran en el aliento y, en el caso del cáncer de piel, en el sudor. Los datos anecdóticos también sugieren que los perros pueden sentir que algo se avecina. Ataque de migraña y narcolepsia. A la gente.

En Polonia también se están realizando investigaciones sobre el olor de las enfermedades (especialmente el cáncer). Trataron, entre otros, con el Profesor Tomasz Jezierski del Departamento de Comportamiento Animal del Instituto de Genética y Crianza Animal de la Academia Polaca de Ciencias y con el Prof. Bogusław Buszewski de la Universidad Nicolás Copérnico de Toruń. Los animales probados alcanzaron niveles de precisión superiores al 90%. Reconocieron hasta 15 sustancias diferentes. Y el resultado de estos experimentos también. Una tecnología para detectar rápidamente moléculas químicas específicas presentes en el «ramo de olores» recogido del paciente.

Será difícil identificar la enfermedad sólo con el olfato El método de diagnóstico menos invasivo. Ni siquiera requeriría tocar al paciente, y mucho menos una radiografía, una biopsia, una extracción de sangre o un bisturí. Lo que pasa es que adiestrar perros es muy caro. nunca Tampoco hay certeza de que el animal indique bien el olor que ha detectado..

También es difícil esperar que un diagnosticador con cola pueda oler cortésmente a los pacientes durante varias a doce horas al día. El uso de cuadrúpedos en la práctica clínica también plantearía problemas puramente técnicos. Los pacientes pueden tener miedo a los perros, lo que dificulta el mantenimiento de la higiene. Por eso los eruditos Utilizaron tecnología moderna.

No fue tan difícil, porque… narices electrónicas Se utilizan desde hace mucho tiempo en la industria alimentaria para casi todo, desde comprobar la madurez de la fruta hasta la contaminación bacteriana de los productos terminados. Y en la industria farmacéutica – para el control de calidad. Fue una de las primeras narices electrónicas médicas. Detector de cáncer de pulmón Fue construido en 2004 por el equipo Corrado Di Natale de la Universidad Tor Vergata de Roma. Durante las pruebas realizadas en el Hospital San Camillo Forlanini fueron examinados 60 pacientes, de los cuales 35 fueron diagnosticados con la enfermedad. nariz No hizo nada malo.

Funciona de manera similar Detector de sustancias características del cáncer colorrectal., que es obra del Dr. Donato Altomare. Da un 76% de resultados correctos. casos. Pero evita a los pacientes tener que recoger muestras de heces y realizar una colonoscopia algo molesta.

Uno de los dispositivos más nuevos es un dispositivo desarrollado por el equipo de Hossam Hayek del Instituto Tecnológico Technion-Israel. Examinar el aliento de un paciente en busca de partículas relacionadas con hasta 17 enfermedades. Na-Nose puede detectar, entre otras: enfermedad de Parkinson, daño renal, esclerosis múltiple, enfermedad de Crohn y muchos tipos de cáncer. Los científicos estiman su precisión en un 86%. El dispositivo en sí aún no está a la venta. Las patentes fueron adquiridas por siete empresas especializadas en la producción de equipos médicos. Los científicos están trabajando en otra nariz electrónica: Detección de influenza y estreptococos que causan faringitis.

READ  Un científico de la Universidad Jagellónica estudia la importancia de las gotitas de lípidos en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares

El Dr. Mangilal Agarwal del Instituto Americano para el Desarrollo de Nanosistemas Integrados de la Universidad de Indiana está trabajando en un dispositivo similar. Esta herramienta puede identificar a los pacientes utilizando Hipoglucemia, cáncer de próstata y mama..

Si todo funciona tan perfectamente, ¿por qué no se han ofrecido todavía las narices electrónicas a los médicos de atención primaria? Porque las condiciones para su uso diario distan mucho de las que tienen los científicos en sus laboratorios. – La mayoría de las sustancias químicas detectadas en el aliento también se detectan en el aire que llena toda la habitación.Sus niveles son muy similares, dice el Dr. George Pretty del Monell Chemical Senses Center, una institución independiente que investiga los sentidos del gusto y el olfato.

El Dr. Agarwal llama la atención sobre un problema similar: – A menudo tenemos problemas con los sensores de análisis del aliento que funcionan en diferentes áreas porque no podemos adaptarnos a las sustancias del aire. También se desconoce cómo calibrar con precisión los sensores para que el género, la edad, la obesidad o la raza no oscurezcan el resultado final. Así, la nariz electrónica israelí se probó, entre otras cosas, en EE.UU., China, Lituania y Francia, y se recogieron muestras de un total de más de 1.400 pacientes.

Sin embargo, hay circunstancias en las que las narices electrónicas se pueden utilizar en medicina sin temor a que el resultado se distorsione bajo la influencia de factores ambientales. Cuando un cirujano realiza una cirugía a un paciente con cáncer, no siempre está seguro de si está extirpando todo el tejido afectado o si quedan algunas células cancerosas. preciso Un sensor montado en el bisturí eléctrico analiza los vapores generados Sugiere si el cirujano debe hacer un corte más profundo.

– Durante el procedimiento electrocauterio Las células se vaporizan. El humo es aspirado y introducido en la nariz electrónica, dice Anton Kontonen de la Universidad Tecnológica de Tampere, Finlandia, quien preparó el dispositivo para quirófanos. – Investigaciones anteriores han demostrado que, en comparación con las células sanas, las células cancerosas contienen, entre otras cosas: más fosfolípidos. Nuestra nariz electrónica interactúa con estas sustancias para distinguir las células sanas de las enfermas.

En pruebas con animales, el detector mostró hasta un 95% de precisión. En humanos, se le llama correctamente tejido. Glioblastoma multiformeSe trata de un tumor cerebral muy peligroso en el 85 por ciento de los casos analizados.