Diario Bernabéu

Encuentra toda la información nacional e internacional sobre españa. Selecciona los temas sobre los que quieres saber más

Un periódico español informó que Rusia estaba financiando a los separatistas catalanes.

Un periódico español informó que Rusia estaba financiando a los separatistas catalanes.

El ex primer ministro catalán Carles Puigdemont, que ha estado refugiado en Bélgica durante años, recibió 10 millones de dólares del Kremlin, informó el viernes el periódico El Debate. Sus gastos de manutención y sus actividades separatistas fueron pagados después de que huyó de España en octubre de 2017.

Según el diario madrileño El Debate, que tiene acceso a los expedientes de la investigación, Carles Puigdemont recibió 10 millones de dólares en apoyo ruso de Nikolai Sadovnikov, el enviado del Kremlin en Cataluña.

Según estaba escrito, el dinero estaba destinado «a cubrir todos los gastos de Carles Puigdemont en Bélgica».

Carpas rusas en Cataluña

Las conclusiones reveladas por «El Debate» proceden de la investigación «Volo» iniciada por la policía española en 2021. Una figura clave en la investigación es el político y empresario catalán Joseph Luis Allé, jefe de la oficina de gobierno de Puigdemont, quien supuestamente tenía vínculos con figuras del Kremlin, incluido Sadovnikov.

Los documentos recopilados por los servicios españoles muestran que durante el referéndum ilegal en Cataluña en 2017, varios representantes de funcionarios rusos, incluidos expertos militares, se encontraban en la región.

Un día antes de que se declarara la independencia de Cataluña el 27 de octubre de 2017, el entonces primer ministro de la región, Carles Puigdemont, recibió en su casa al embajador de Vladimir Putin, escribe la Agenzia Nova italiana.

Carlos PuigdemontRonald Wittek/EPA/PAB

El martes, «El Debate» publicó una foto de un cheque emitido por los rusos al banco suizo UBS en 2017 por 500 millones de dólares como parte de la garantía del Kremlin a Cataluña durante su secesión de España.

READ  Cambio de sentido de Alemania en su política sobre Ucrania Berlín confirma

«Debido a la calidad de la impresión y al tamaño astronómico, la principal tesis de los investigadores es que se trata de un documento falso», escribe el periódico. Añade que el Kremlin envió el cheque sin dinero. «La estafa tenía como objetivo persuadir a Puigdemont para que cumpliera una exigencia impuesta por el embajador ruso: crear un paraíso fiscal para las transacciones de criptomonedas en Cataluña, independiente de España», leemos.

Como escribe «El Debate», citando fuentes cercanas a la investigación, «De hecho, el verdadero objetivo de Rusia es llevar a cabo una operación desestabilizadora en España y al mismo tiempo, en caso de independencia (de Cataluña), poder aguantar con un pie en la UE.»

El juez Joaquín Aguirre acordó extender el caso por otros seis meses para examinar los nuevos documentos. Los archivos contienen cientos de mensajes de texto entre los asesores de Puigdemont y empresarios catalanes que discuten abiertamente la financiación rusa. También hay grabaciones de conversaciones telefónicas resultantes de las escuchas telefónicas que el tribunal admitió en 2019. «Aunque fueron impugnados por la fiscalía anticorrupción cuatro años después, adquirieron importancia para la investigación», señala «El Debate».

Un voto de confianza a cambio de amnistía

El partido Junts, liderado por Puigdemont, es crucial para que el actual gobierno español de Pedro Sánchez se mantenga en el poder.

Fue gracias al apoyo de siete diputados de este grupo que el Congreso de los Diputados, la cámara baja del Parlamento español, dio al presidente del Gobierno un voto de confianza en noviembre.

A cambio, el líder de los socialistas (PSOE) ha aceptado conceder amnistía a los separatistas catalanes, pero su partido se niega a concedérsela a Puigdemont, acusado de traición y terrorismo.

READ  Conoce a los jugadores olímpicos de voleibol Wilfredo León y Cristiano Ronaldo

CataluñaPAP/Reuters

PAP, «El Debate», Agencia Nova

Fuente de la foto principal: Ronald Wittek/EPA/PAB